Los cítricos se cultivan por la mayor parte de las regiones tropicales y subtropicales de ambos hemisferios del planeta. Actualmente, son los frutos de mayor producción en el mundo.

El origen de los cítricos se localiza en Asia Oriental, en una zona que abarca desde la vertiente meridional del Himalaya hasta China meridional, Indochina, Tailandia, Malasia e Indonesia.

La cita más antigua que se conoce procede de China y pertenece al Libro de la Historia (Siglo V a.C.). En éste se explica cómo el Emperador Ta-Yu (Siglo XXIII a.C.) incluyó entre sus impuestos la entrega de dos tipos de naranjas, grandes y pequeñas.

En España, los cítricos están presentes desde el Siglo VII, aunque no es descartable que se conociera con anterioridad dadas las relaciones existentes con Italia donde, como se ha visto, se sabe de su existencia varios siglos antes. La posibilidad de su presencia en las Islas Baleares durante el Siglo V ha sido también contemplada, sobre todo porque parece probable que los cítricos llegaran a la Península Ibérica desde Italia, a través del Mediterráneo. Sin embargo Ibn al-Awan, señala en sus escritos la existencia de plantaciones de cítricos en Sevilla a finales del Siglo XII.

En nuestra Comunidad, la primera plantación entendida como se conoce hoy en día, data de 1781, en la partida de la Bassa del Rei de Carcaixent (naranjos procedentes de la Huerta de Oriola, en la Vega Baja del Segura), y que darían lugar a la propagación del cultivo del naranjo en la Ribera del Xúquer.

Fuente: Citricultura de M.Agustí // Historia de la Naranja de Levante El Mercantil Valenciano