Hay muchas variedades de Naranjas, como se puede ver en el cuadro adjunto, pero éstas se agrupan en tres grandes grupos, Navel, Blancas y Sanguíneas.

La palabra Navel viene del Inglés y significa ombligo, y las naranjas que se incluyen en este grupo se caracterizan por tener una protuberancia que parece un ombligo en su parte inferior. Las naranjas Navel son más dulces y jugosas y no tienen semillas. Tienen un color naranja intenso y se pueden pelar con facilidad. Además, se suelen caracterizar por desprender un pequeño toque amargo al exprimirlas a causa de una sustancia llamada limonina. Pertenecen a este grupo las variedades Navelina, Navelate, Lane-Late, Powell, Barnfield y Chislett.

El grupo de naranjas Blancas se caracteriza por tener mucho zumo, su color no suele ser naranja intenso y puede que tengan semillas. Las naranjas de esta variedad no tienen ombligo y suelen ser más difíciles de pelar. Hay que recalcar, que no hay naranjas que sean solamente para zumo, pues también hay variedades de naranjas blancas de mesa, muy apreciadas. Dentro de este grupo están las variedades Barberina, Salustiana y la más conocida Valencia Late.

Por último, está el grupo de naranjas Sanguíneas, que se caracterizan por tener la carne y el jugo de color rojo. Muy apreciadas para zumo. Dentro de este grupo destaca la variedad sanguinelli.

Como se puede ver en el calendario de variedades, la campaña de Naranja comienza a final de Octubre y finaliza en Junio, así que fuera de este periodo las Naranjas no son de temporada, son de cámara frigorífica o de terceros países (Sudáfrica, Uruguay, Egipto, etc.)

Para conocer con más detalle alguna variedad, podéis consultar la página del IVIA.

Fuente: IVIA (Instituto Valenciano de Investigación Agraria)