Los cítricos se cultivan por la mayor parte de las regiones tropicales y subtropicales de ambos hemisferios del planeta. Actualmente, son los frutos de mayor producción en el mundo.

El origen de los cítricos se localiza en Asia Oriental, en una zona que abarca desde la vertiente meridional del Himalaya hasta China meridional, Indochina, Tailandia, Malasia e Indonesia.